Viajes, Cultura y Aprendizaje

mi viaje a Cambridge

¡Hola lectores! Espero que todos se encuentren bien al momento de leer esto. Sé que he estado muy ausente, lo que pasa es que tire algo de té sobre mi computadora y se descompuso, por el momento estoy usando la mini-laptop que usaba para los ensayos de la universidad; el problema es que no me permite hacer muchas ediciones o manejar el blog propiamente. De todas formas, hace dos semanas fuimos a Cambridge y quiero contarles sobre ello.

Estuvimos ahí por tres días y dos noches, y fue increíble. Cambridge es una ciudad hermosa, pacifica, alegre y muy interesante. Cuando llegamos, la primera cosa que noté es que la mayoría de las personas usan bicicletas. Nos dirigimos al hotel, nos hospedamos en un hotel llamado “Anstey Hall”. Solía ser una mansión de campo, con hermosas vistas, cuartos enormes, buenas facilidades y una decoración hermosa. Dejaré algunas fotos para que puedan apreciarlo, y sí quieres viajar a Cambridge esta puede ser una opción. El único “problema” que podría mencionar es la locación. Como se encuentra a 2.5 millas (4 kilómetros) desde la estación, pero la mayoría de la gente opta por rentar un carro o bien usar “uber” para llegar al centro. Dejo el link del hotel por si quieren revisarlo.

https://ansteyhall.com/

El primer día fuimos a visitar las facultades de la universidad y debo admitir que los edificios son asombrosos, la arquitectura es fascinante. Lamentablemente el acceso a algunas estaba cerrado, incluyendo el “King’s college” y el “Trinity college”, porque era periodo de exámenes. Pero tuvimos la oportunidad de caminar entre los jardines, las residencias y los dormitorios de estudiantes cerca de las facultades. Se siente tranquilidad al caminar por esos lugares. Al igual que en Londres, en Cambridge puedes escuchar hasta 6 diferentes idiomas cuando paseas por las calles. La aceptación se siente en el ambiente, personas de todo el mundo se juntan en una ciudad para enriquecer su cultura. Es una experiencia inspiradora. Me gustaría volver durante el verano, para poder visitar las bibliotecas, o durante un “día abierto”, que es cuando los aspirantes a la universidad tienen oportunidad de recorrer el campus. Algo que me encanta de este país es que la gran mayoría de los sindicatos de alumnos tienen un pensamiento progresista, eso te da esperanza en el futuro. Dejo algunas fotos que tome durante nuestra caminata.

Después de haber caminado alrededor de 4 o 5 horas, Ángelo y yo estábamos agotados, así que nos detuvimos en una vinería llamada “Cambridge wine merchants”. El cual es un negocio local, pero ha crecido tanto que ahora son los comerciantes de vino locales más grandes en Reino Unido, ¿increíble no? Y ellos apoyan a los productores de vino locales, pero también ofrecen una gran variedad de licores y vinos extranjeros. Pedimos el plato para compartir que tenía distintos tapenades y aceitunas, y vino rosa y blanco. Es un lugar muy agradable para sentarse y tomar algunas copas, además está justo al lado del río o como es conocido “El río Cam”. Es un bar para pasar la tarde y descansar, aquí hay algunas fotos del lugar, el cual me parece, también tiene una decoración bastante interesante.

Al día siguiente nos dirigimos al centro, fuimos al museo “Fitzwilliam” donde pasamos alrededor de dos o tres horas. Es un museo pequeño, pero como cada museo, hay un montón de cosas para aprender. Mi sección favorita fue la de “armas y armaduras”. Sé que no suena muy pacifico, pero es bastante interesante aprender sobre los orígenes de estas. Cada espada y cada armadura tienen señas particulares que las hacen únicas y la forma de usarlas dependía del tipo de combate que se llevaría a cabo, las cuales también variaban dependiendo de esto. Dejare algunas fotos abajo. En el segundo piso tenían una exhibición especial sobre el renacimiento, la cual fue muy interesante. Cómo la gente se las ingeniaba para adaptar su fe y practicarla en sus rutinas diarias sin que se notara, para poder evitar ser castigados. Cuchillos con partituras de cantos religiosos tallados en la hoja de metal, o la invención del rosario. Lamentablemente, no estaba permitido tomar fotos dentro de la exhibición por lo que no pude tomar ninguna.

Después de visitar el museo, pasamos casi tres horas caminando en los jardines de la universidad de Cambridge. Es un espacio verde enorme, lleno de toda clase de plantas y sus ecosistemas. Fue fundado en 1762, para ayudar a la investigación de los estudiantes de medicina y se ha convertido en un magnifico lugar para pasear con la familia o amigos, se pueden hacer picnics en las áreas designadas (y obviamente tienes que limpiar) o simplemente para ir y aprender y relajarte. También promueven la horticultura sustentable, reciclando desechos verdes y reduciendo el uso de pesticidas y promoviendo el uso de fertilizantes naturales. También tienen una sección en el jardín llamada “los confines de las abejas” donde tienen una gran variedad de plantas con aroma las cuales son las predilectas de las abejas. Tienen abejas que producen miel y los abejorros. ES un lugar bellísimo. También tienen un jardín de rosas, que debo admitir, son mis flores favoritas.

Después de una tarde tan agradable, fuimos por unos bocadillos y unas bebidas mientras esperábamos para reunirnos con una amiga de Ángelo, que se llama Victoria. Ella es una de sus mejores amigas de la universidad y vive en Cambridge. Tuvimos una cena muy divertida, pero como se pueden imaginar estábamos exhaustos después de tanto caminar y explorar.

Al día siguiente tuvimos un gran desayuno, y decidimos caminar desde el hotel hasta la estación ya que debíamos volver esa tarde. Tomamos un café antes de partir y esperamos por el tren. Por nuestra locación, tuvimos que cambiar de trenes en la estación de Kings Cross y después dirigirnos a la estación St. Pancras. Como se pueden imaginar, siempre es muy excitante pasar por la plataforma 9 ¾ y darle un vistazo rápido a la tienda de Harry Potter.

Esa fue nuestra aventura en Cambridge, realmente los recomiendo visitarlo si alguna vez vienen a Londres, vale la pena, en especial si toman el recorrido de las universidades. Si se lo están preguntando, el costo de un viaje redondo desde la estación de Kings Cross a Cambridge cuesta 36.20 libras, que son alrededor de 840 pesos mexicanos o 46.20 dólares americanos, el boleto sencillo cuesta 23.60 libras, así que es mejor comprar un retorno abierto, así se pide y te da libertad de volver cuando convenga. El hotel donde nos quedamos costo 190 libras por noche (242 dólares americanos o 4400 pesos mexicanos) pero si quieres ahorrar dinero, hay muchísimos “B&B” (Bed and Breakfast, o Cama y desayuno) en el centro que son mucho más baratos. Así que mi mejor consejo es, sí vienes a visitar Londres, aprovecha para visitar los otros principales puntos de Inglaterra, como: Cambridge, Oxford, Brighton, Manchester, etc. Planéalo con anticipación para que te hagas un presupuesto y busca los tours que son gratis, también hay tours de un solo día que salen de la estación “Victoria” en Londres y te llevan a estos lugares. ¡Espero que les gustara este post! ¡Gracias por leerme! X

P.d. dejo un link con un vídeo que hice para una amiga, sobre el viaje:

http://www.youtube.com/watch?v=fyhZNsqtCfg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s