Estilo de vida y Hogar · San Valentin

San Valentín en Londres

Primero que nada, me disculpo por haberme ausentado durante casi dos meses, hay algunos asuntos que me tienen bastante ocupada. Sin embargo, ¡Feliz día de San Valentín!

Espero que tuvieran una linda tarde, si es que celebraron. Nosotros definitivamente lo hicimos, como nuestro primer san Valentín como esposos quisimos tener una linda cena fuera. Reservamos un restaurante que es un poco más elegante de lo acostumbrado para mí, pero hablare de eso más adelante.

Como el último 14 de febrero yo estaba muy ocupada con tareas y trabajos de la maestría, realmente no pudimos celebrar bien. Este año fue diferente, ahora tengo tiempo y decidimos darnos una cita especial.

 Quedamos de vernos cerca de su oficina e ir por unos tragos antes de llegar al restaurante. Así que a las 3:30 p.m. yo iba saliendo de casa rumbo a la estación de tren y lo primero que note fue que, no había nada que notar. Yo nunca he celebrado san Valentín en otro lado que no sea México, por lo tanto, estoy acostumbrada al gran entusiasmo que se siente en esta fecha. En la ciudad de la que vengo, si esta celebración es durante un día de la semana, todo se va a llenar de un ambiente de “amor y amistad”. La gente sale a comprar dulces y chocolates para repartirlos en sus trabajos; en las escuelas los niños y los adolescentes tienen intercambio de regalos, o tienen la actividad del amigo secreto. Recuerdo ir manejando por la ciudad y ver las tiendas llenas de corazones rojos y moños rosas, listones y globos por todos lados, mujeres y hombres recibiendo regalos en sus lugares de trabajo/escuelas de parte de sus seres queridos, y la gente de las oficinas compartiendo el almuerzo y celebrando este día.

Como yo no trabajo en una oficina aquí, no puedo realmente decir si esto también se acostumbra, hasta donde Ángelo me ha contado, en su trabajo no hubo (ni ha habido) chocolates, ni almuerzo de grupo, mucho menos intercambio de regalos. Mientras caminaba de la estación llamada “City Thameslink” (que es una de las estaciones de tren que está cerca del centro de Londres) hacia el trabajo de Ángelo, noté que, aunque algunos puestos de flores tenían decoraciones de san Valentín (pero estos puestos siempre están en las calles) no se sentía tanta emoción en el ambiente como pasa en México. Llegue a ver algunas personas que llevaban flores y regalos con ellas, pero no tantas como vería en Victoria. La verdad, me quede muy sorprendida, como Londres es una ciudad tan grande, esperaba mucho más durante este día, supongo que es algo cultural. También, cuando pasé por la preparatoria cerca del departamento, no note tanto movimiento ni decoraciones. Se sentía como un día cualquiera. En el pub (o bar) al que fuimos antes de la cena, vimos a varios grupos de amigos tomando pintas y riendo alegres, pero supongo que cualquier celebración siempre es una buena razón para ir a beber una buena cerveza.

En el restaurante, se podía sentir mucho más el “ambiente de San Valentín”. El lugar estaba lleno de parejas, algunas estaban ahí para la cena especial del día, otras tenían un té de la tarde. Voy a poner algunas fotos del lugar, que es bastante elegante, en verdad me sentía algo fuera de mi zona de confort en este lugar, pero para ser honesta, lo disfruté muchísimo. El nombre del restaurante es “the mirror room”, que se encuentra en el hotel “Rosewood” en la zona de Holborn (centro de Londres, en la zona 1). Es un lugar fantástico para cenar, la comida es cuidadosamente colocada y decorada antes de presentarla a los comensales. Los platillos son deliciosos, presentados de una forma bellísima. Bebimos champán y vino tinto, pero mi platillo favorito fue, definitivamente, el postre. Una exquisita espuma de chocolate con sorbete de fresa, ¡algo divino! Pondré algunas fotos de la comida que sirvieron. El lugar es precioso, y el ambiente se sentía muy romántico, todo a la luz de las velas y la decoración es simplemente deslumbrante. Sí alguna vez tienen la oportunidad de ir, lo recomiendo ampliamente, es algo caro, pero, si estas en Londres de vacaciones, este podría ser el lugar donde gustes de experimentar un clásico “té de la tarde” (que, por cierto, es una de mis actividades favoritas).

Entonces, lectores, ¿ustedes celebraron San Valentín? ¿Les gusto? ¿Prefieren celebraciones y muestras de afecto más privadas o prefieren algo más extravagante? Para ser sincera, a mí me gustan ambas, y si no te gusta celebrar el 14 de febrero, porqué es “comercial” y “una trampa capitalista”, espero que tuvieras un normal, pero lindo día.

El restaurante

Nuestra cena

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s