Italia · Viajes, Cultura y Aprendizaje

Italia

En el 2012, cuando estaba planeando mi viaje a Europa con una antigua amiga, quedamos en que cada una elegiría dos de las cuatro ciudades que visitaríamos. Era lo justo, pero tengo que admitir que me sentía algo triste porque yo tenía 3 opciones: Londres, Paris y Roma; así que tuve que dejar de lado Roma.

Este año tuve la oportunidad de visitar dos ciudades en Italia: Milán y Siracusa. Aún no he podido visitar Roma, pero después de estos dos viajes, las expectativas que tenía sobre Italia fueron superadas. Italia me dejo increíblemente entusiasmada.

Pero antes de continuar con mi experiencia creo que es importante exponer que yo solía ser de las personas que viajan solo por el hecho de tomar fotos, compartirlo en las redes sociales, tal vez comprar algunos ‘recuerdos locales’ y eso era todo; mi mayor objetivo era viajar para hacer el ‘check in’ en Facebook y ya. Sin embargo, en los últimos tres años esto ha cambiado. Poco a poco he aprendido a gustar de nuevas culturas y a buscar nuevas experiencias; me gusta mucho poder conocer a través de otras perspectivas, sobre sus ideas, sobre sus tradiciones, como funciona su país y como me perciben a mí, como mexicana y que piensan sobre mis ideologías. Por suerte eh estado aprendiendo mucho de esto gracias a mis ex compañeros de clases en el curso de la maestría y otras personas que he conocido acá.

Ahora, con respecto con mis viajes a Milán y Siracusa; cuando supe que por fin podría visitar ese país que me tenía tan intrigada, estaba muy emocionada, quería aprender y descubrir sobre la cultura italiana, aunque fuese un poco. Y tengo que admitirlo, quede fascinada con todo lo que aprendí sobre ellos.

Mi primer viaje fue a Milán, y fue gracias a que Ángelo y uno de sus compañeros de trabajo, Riccardo, tenían unas reuniones de trabajo ahí. Riccardo es italiano, entonces eso fue una ventaja para nosotros. Durante los primeros dos días, tuve que salir a explorar por mi cuenta. Era muy intimidante porque no soy muy buena para interactuar con gente nueva, o solo para pedir ayuda. De todas formas, las personas de Milán fueron increíblemente amables y serviciales, primero intenté comunicarme en inglés, ¡pero me di cuenta que si usaba el español (que es mi lengua madre) era más útil! Los italianos van a ayudarte tanto como les sea posible, especialmente si te has perdido. Obviamente visite todos esos lugares que son un ‘obligatorio’ en ambas ciudades, y pondré algunas fotos al final del post, para que puedan verlas, pero lo que quiero compartir en esta publicación es que tan increíbles son los italianos y la cultura italiana.

Como latinoamericana, estoy acostumbrada a que la gente, incluso la desconocida sea muy amigable, muy abierta y simpática. Y aunque yo no soy así, creo que es una característica muy bonita de la gente de Latinoamérica. Me causa emoción escuchar que la gente, al enterarse de que soy mexicana, siempre, SIEMPRE dicen: ‘Amo a los mexicanos, ustedes son tan amistosos’. Aquí en el Reino Unido la gente es muy correcta y cortés, pero no son nada abiertos o bonachones. Nunca va a pasar que la gente comience a hablarte mientras esperas para pagar en el súper o en el banco, en México esto es algo muy común, y es parte de la forma en que vivimos. Así que cuando visite Italia, me sentí, por un momento, transportada de vuelta a México tan pronto como pise el lugar.

Los italianos son súper amigables, personas muy felices. No solo puedes verlo, también puedes sentirlo. Una de mis cosas favoritas, cuando estuve ahí era salir a comer o cenar. Los italianos tienen esta costumbre muy fuerte de salir a comer o cenar a sus horas, es como un ritual. No ves italianos mirando su celular mientras comen, y mucho menos veras a un italiano comiendo solo. Familias, grupos de amigos, parejas o incluso todos los antes mencionados, juntándose para compartir la comida, hablando entre ellos, contando de sus días y haciendo bromas en la mesa. Era algo hermoso de ver.

Aunque yo no soy una persona que habla mucho, algo que acostumbraba a hacer siempre en México era juntarme con mi familia a comer los domingos, y eso me hacía muy feliz. Cuando vi esto en Italia fue como tener un ‘deja vu’ era como sentirte en familia de nuevo. Los italianos inspiran, su comida maravillosa, hecha en casa con mucho amor y orgullo por su cocina, comer mientras escuchas risas y simplemente sentir la felicidad que te rodea. Es algo que no tiene precio.

Como mexicana, pienso que a veces subestimamos la comida italiana. ¿Piña en la pizza? ¿Extra queso grasoso y crema? ¿Albóndigas con el espagueti? Los italianos pueden llegar a sentirse del mismo modo en el que nosotros nos sentimos respecto a ‘Taco bell’. (No hay nada de malo en comer esto, es solo que lo creemos comida autentica, hable de esto en un post anterior).

Los italianos están muy orgullosos de su comida, y para ser justos, tienen todo el derecho del mundo. Su comida es simplemente hermosa. La pizza original, en horno, sin nada de extra grasa pero muchísimos más sabores, es fantástica. Riccardo, el colega de Ángelo, nos explicaba que en muchas ciudades de la campiña aún se acostumbra comer pasta fresca, preparada ese mismo día. También nos llevó a cenar a un lugar tradicional, de comida hecha en casa, donde comí el risotto al vino más exquisito del mundo junto con el mejor tiramisú que he probado jamás, siempre recordare esos sabores.

Otra experiencia fue cuando, durante el primer día decidí ir a visitar algunos museos. Como tenía que ir por mi cuenta y tengo el peor sentido de orientación, termine perdida. Justo cuando estaba en mi debate mental sobre qué hacer y como hablarle a alguien para pedir ayuda cuando una señora de unos cuarenta años, vino hacia mí y por lo que pude entender, me pregunto qué si estaba bien, le respondí en inglés y de nuevo, por lo que entendí me decía que ella no hablaba inglés; pensé que eso sería todo, pero ella comenzó a señalar un mapa y preguntar a donde me dirigía. Le mostré el nombre de la estación a la que tenía que ir, y el cual tenía anotado en mi libreta. Con la mayor paciencia del mundo, hablándome lo más despacio y claro posible (obviamente en italiano) y apoyándose en señas, me dio todas las indicaciones que necesitaba para llegar a mi estación. Al recordar eso no puedo evitar ponerme feliz, una persona me ayudo de la nada en medio de Milán.

Otra experiencia que me dejo muy buna impresión de los italianos fue en Siracusa. Encontramos un restaurante Vegetariano/Vegano cerca de nuestro hotel, y ahí comimos la mayoría de los días. La última tarde, salimos a comer algo tarde y llegamos justo a cuarenta minutos de que cerraran. Nos dejaron entrar y nos atendieron como el primer día; pero lo más interesante que, a pesar de que el restaurante estaba completamente vacío, aparte de nosotros dos, la familia dueña del lugar (que eran el padre, la madre, y tres hijas) se sentaron a comer con nosotros y a platicar. Como nos habían visto en los días anteriores, se sintieron cómodos y nos hicieron sentir cómodos a nosotros también. Nos contaron como comenzaron su restaurante, se presentaron y una de las hijas nos contó que ella podía hablar español, así que practicamos con ella. También podía hablar francés e inglés, todo se sintió tan natural. Yo no suelo sentirme a gusto cuando estoy con gente desconocida y esto suele estresarme mucho, pero aquella conversación casual con los dueños del lugar se sintió natural. Fue este sentimiento de ser bienvenido, es algo que puedes sentir en Italia, o al menos en Milán y Siracusa.

¿Alguna vez has estado en Italia? ¿Eres italiano? ¿Opinas lo mismo que yo? Me encantaría saber si alguien comparte la misma opinión que yo! Muchas gracias por leerme, X

 Duomo
Museo del Duomo
Galleria Vittorio Emanuele II

Castello Sforzesco
Parco Sempione
La Vigna di Leonardo

13521929_1117458088316968_3854965395271518190_n13529141_1117458814983562_6651434964399832933_n

Anfiteatro Romano
Duomo di Siracusa

Y estas son algunas fotos al azar que tome

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s