Ideas y Opiniones · Respeto

Respeto

Cuando era niña, solía escuchar bromas sobre personas de otros estados de México, sobre otros países de Latinoamérica, bromas racistas y mal intencionadas de las que solía reírme, pero en mi mente retuve estas palabras y pensaba: ¿Sera esto verdad? ¿Son solo bromas? ¿Hay algo más en esto?

Los últimos ocho años han sido clave en mi vida. Tuve la oportunidad de viajar alrededor del Reino Unido en el 2008, con un grupo de personas de todas partes del mundo. A pesar de que no podía comunicarme bien con ellos, aprendí algo muy importante: Si no has experimentado lo que son otras culturas, no deberías estar difundiendo ideas erróneas sobre ellas.

Como mexicana, tengo muchos sentimientos encontrados, aun al momento de sentarme a escribir esto no estaba muy segura de cómo hablar sobre este tema. Pero una vez que te sientas y comienzas a escribir las palabras salen de tu corazón y empiezan a tener sentido.

Estoy muy triste por el miedo que hay contra los mexicanos, y los latinoamericanos en general. Estoy triste porque la gente no respeta los derechos humanos y también estoy muy decepcionada de México porque, a pesar de estar pasando por un momento duro con todo el racismo que hay contra nosotros, nuestra cámara de diputados rechaza el matrimonio igualitario en México, como si ellos no tuvieran los mismos derechos que los heterosexuales al querer casarse. Un acto de racismo en México suele ser juzgado duramente, el hecho de que la gente discrimine por las preferencias sexuales me parece increíblemente hipócrita y patético.

No entiendo porque ‘diferente’ se ha convertido en sinónimo de ‘peligro’. Si eres de cierto país eres catalogado automáticamente como un terrorista, un violador o un narcotraficante. Como si en los llamados países de primer mundo no hubiera asesinos dispuestos a matar, drogadictos y narcotraficantes que tienen el mismo pasaporte que toda esa gente que continúa diciendo que los inmigrantes y los foráneos representan un peligro para su amado país. Existen terroristas, violadores, narcotraficantes y malas personas en TODOS los países, de TODAS las nacionalidades y de TODO tipo de color de piel, entonces, ¿por qué tienen que discriminar a la gente que no tiene la misma nacionalidad que ellos? ¿Desde cuándo es pecado buscar mejores oportunidades de vida? ¿Acaso es un crimen que alguien quiera vivir en otro lugar que le gusta más? ¿Acaso las personas valen menos por su nacionalidad? ¿Por su color de piel? ¿Tan baja es la confianza que se tienen ellos mismos que se asustan de que una persona que no tiene contactos, ni familia, ni amigos y que apenas puede hablar su idioma pueda ‘robar’ su oportunidad de trabajo? El problema entonces no está en los migrantes.

El voto por Donald Trump, quién se encarga de propagar un discurso lleno de odio contra cualquiera no que llene sus expectativas de ‘ciudadano americano’ es la prueba de que el mundo se está volviendo un lugar intolerante. Esto no se trata de corrección política, tampoco es sobre ‘ofenderse por cualquier cosa’ o ‘tener el derecho de libre expresión’. Cualquiera puede tener una idea y una opinión, no importa que no esté bien fundada, pero el hecho de que la gente tenga sus opiniones nada tiene que ver con el hecho de que estén difundiendo odio y violencia contra otros seres humanos. El derecho de la libre expresión se termina cuando empiezas a agredir a otras personas.

Sobre los derechos humanos, simplemente no lo entiendo; más allá de las preferencias sexuales, más allá del género con el que se identifiquen las personas, religiones que dicen que está bien y que está mal, existe la ley, la cual se supone debe ser objetiva y justa, y debe proteger a cada miembro de la sociedad porque como ciudadanos ellos TIENEN el derecho de sentirse protegidos y sentirse seguros y aceptados en su propio país. ¿Desde cuándo las religiones tienen el derecho de decir lo que la ley debe hacer? ¿No se supone el estado debe ser laico? Entonces, ¿Qué tiene de malo con otorgarle los mismos derechos a otros seres humanos? Quienes, por cierto, son iguales a ti. No se necesita que la gente esté de acuerdo con ellos, ni siquiera es necesario que los entiendan, solo respétalos, ¡maldita sea! Tal vez tengan diferentes preferencias, ideas, religiones y hasta la forma en la que lucen, pero tienen muchísimas cosas en común contigo, quieren amar y ser amados, quieren vivir felices como todos. Entonces, ¿Por qué la gente no puede solo respetarlos? No puedo creer que, en México, un país que está sufriendo de mucho racismo y del cual la mayoría de sus ciudadanos se queja, tenemos las bolas para ser increíblemente hipócritas y negarle el derecho del matrimonio a la comunidad LGBT, todo basándonos en los muy subjetivos argumentos de: ‘es que mi pastor dice’, ‘la biblia dice’, ‘yo creo’. Pues, ¿adivinen qué? Sus opiniones son solo eso, OPINIONES, y no tienen nada que ver con la ley y la responsabilidad del gobierno de ofrecer las mismas oportunidades a todos los mexicanos, independientemente de sus preferencias sexuales.

No quiero hablar más profundamente sobre política, no creo estar lo suficientemente bien informada y hay algunas cosas que todavía no entiendo del todo para poder tener una opinión bien fundamentada. No obstante, de lo que si estoy convencida y algo que puedo expresar abiertamente es que: invito a cualquiera, que tenga un mal estereotipo contra cualquier cultura, sociedad, ideología o religión, que intente experimentar el otro lado. Yo he aprendido mucho viviendo y conviviendo con personas de todo el mundo, con ideas completamente diferentes a las mías, diferente religión, objetivos y simplemente diferente manera de pensar y gracias a ellos, he crecido como persona, como ser humano, soy una Perla diferente de la que era hace un año. Y créanme, mientras más aprendes sobre otros países, otras sociedades, otras culturas, otras personas y otros valores, te vuelves más tolerante. Quieres acoger toda esa diversidad y compartirla con la gente que amas, porqué eso enriquece tu vida, tu mente y tu alma, nunca vuelves a ser el mismo. Pero eso es algo bueno, porqué te vuelves una nueva y mejor persona.

Espero que todos los que creen que los mexicanos son violadores, que la comunidad LGBT no merece el derecho a casarse, que los musulmanes son agresivos o terroristas, puedan experimentar y conocer la belleza de la diversidad. Los seres humanos somos una especie que ha evolucionado y la única forma en que continuemos desarrollándonos no solo como raza, pero como sociedad es aceptando la diversidad o si no, por lo menos, respetándola.

Tal vez todo lo que acabo de compartir no tiene sentido alguno, pero necesitaba decirlo porque no podía solo seguir pretendiendo que no lo sentía. Es muy doloroso pensar en el futuro, pensar en todas las personas que sufren y van a sufrir, los que podrían perder su hogar, sus derechos, sus identidades y que van a ser dejados atrás porque muchos no pueden entender que, aun si no te gusta o no apoyas algo, podrían por lo menos, respetarlos.

Advertisements

One thought on “Respeto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s